lunes, 27 de agosto de 2018

Personalizar el porno... ¿es posible?

El pasado año hubo mucha polémica con un nuevo tipo de tecnología, capaz de cambiar la cara de una persona real por otro cuerpo con resultados de lo más realistas. Se denominaron vídeos deepfakes, donde por ejemplo podía verse la cara de el ex-presidente Barack Obama en un discurso que jamás ha pronunciado. Generó polémica ya que esos personajes famosos no habían dado su consentimiento y como no, una de los usos que más se le dio a esa tecnología fue en la industria de los vídeos porno.



Esta tecnología para editar vídeos logra que un programa adapte la cara de una escena de televisión o de una película a otra, haciendo que se adapte para conseguir resultados super realistas. El problema viene con escenas con copyright o por su puesto, con el no consentimiento por parte de los protagonistas. Todo ello en manos de cualquier usuario que desde casa y con un móvil, logrando escenas de lo más reales.

Por eso, a la empresa pornográfica Naughty America se le ha ocurrido una idea de cara a sus usuarios, que es la de crear vídeos personalizados, donde podrán poner sus caras en los cuerpos de los actores y simular una escena de sexo en realidad virtual y siempre con su consentimiento.

Con este nuevo tipo de tecnología, se pretende conseguir que muchas parejas puedan cumplir de alguna manera sus fantasías más recurrentes, como por ejemplo la de participar en un gangbang , sustituyendo la cara de la actriz porno correspondiente por la de una usuaria.

Tanto la actriz correspondiente como la persona que quiera esos vídeos personalizados deben de dar su consentimiento, haciendo así que miles de personas puedan "recrear" de un modo muy real situaciones morbosas que en la realidad son incapaces de hacer por alguna imposibilidad física o simplemente por vergüenza. Lo único que queda claro es que la industria de los videos x porno siempre encuentra una nueva forma de innovar y ésta sin duda parece que encontrará miles de usuarios dispuestos a probarla.